Eslóganes cubanos.

Para una marca, un eslogan es una forma breve y eficaz de transmitir sus ideas o valores. Es una declaración de principios que contribuye a forjar su identidad.

Cuando un eslogan está bien formulado, tiene la capacidad de dejar una huella en la mente de los consumidores. Crear un eslogan pegadizo es un verdadero reto para las marcas. Conciso y fácil de recordar, un buen eslogan suele jugar con los sonidos y con los juegos de palabras para ser fácilmente memorizable. ¿Su objetivo final? ¡Permanecer en la mente de los consumidores durante mucho, mucho tiempo! Hoy les proponemos un repaso de 50 eslóganes cubanos.

Los eslóganes cubanos, entre técnica publicitaria e influencia popular

Aunque se trata de una práctica relativamente poco extendida en Cuba, debido a que los consumidores cubanos han permanecido más de medio siglo fuera del alcance y la influencia de la publicidad, al cubano, que es dicharachero y ocurrente por naturaleza, le encaja muy bien eso de calificar, describir, embellecer y complementar los fenómenos mediante el lenguaje creativo (y a menudo con doble sentido). Quizás por eso algunos de estos lemas, gracias a su ingeniosidad y pertinencia, han llegado a formar parte del patrimonio cultural inmaterial.

No todos los eslóganes cubanos que presentamos a continuación son producto del trabajo minucioso de un publicista, y es que los eslóganes cubanos funcionan en dos sentidos: o son inspirados por el conocimiento popular y adoptados por la publicidad, o, tras trascender el contexto original de la acción publicitaria, devienen frases populares, para seguir funcionando hasta mucho después del fin de la campaña publicitaria o de la desaparición de la marca.

Nuestra selección comprende frases o calificativos utilizados para promocionar los valores de una marca. Cabe señalar que consideramos la marca en su sentido más amplio, ya sea una empresa, un producto, pero también un proyecto, o incluso una persona, como es el caso de los sobrenombres de músicos cubanos, a los cuales dedicamos un apartado dedicado al final de la recopilación.

50 eslóganes cubanos de ayer y hoy

Entre los eslóganes cubanos más fuertes, se encuentran los que combinan el uso del artículo “el”, que aporta la noción de “unicidad”, lo cual le sirve a la marca para colocarse en una posición dominante en el mercado, con el nombre de Cuba.

  • Cristal: “La preferida de Cuba”
  • Havana Club: “El ron de Cuba”
  • Hatuey: “La gran cerveza de Cuba”
  • Cubita: “Café de Cuba”

En esta misma categoría de los “la” y los “el”, en este caso para posicionarse como líder dentro de un grupo de ofertas o grupo social:

  • Floridita: “La cuna del daiquirí”
  • Recreatur: “La opción más cerca de usted”
  • Polar: “La cerveza del pueblo, y el pueblo nunca se equivoca”

En numerosos eslóganes cubanos se transparenta la intención de demostrar el carácter auténtico cubano:

  • Artex: “Lo cubano hecho arte”
  • Palmas y cañas: “Donde nace lo cubano”
  • Clandestina: “99% diseño cubano”
  • “Auténtica Cuba” (eslogan turístico internacional)
  • Café Serrano: “Genuino de Montaña”
  • Cigarros Popular: “Soy cubano, soy Popular”

La noción de “sabor”, con toda la sensualidad que aporta, aparece de manera recurrente sugiriendo carácter y placer:

  • Cerveza Cacique: “Puro sabor a Caribe”
  • Cigarros Popular: “Sabor fuerte, sabor de Cuba”
  • Jupiña: “Puro sabor a piña”
  • Ron Bacardí: “Sano, sabroso y cubano”
  • Ron Pinilla: “Sabrosón”
  • Café Pilón. “Sabroso hasta el último buchito”

Algunas sugestivas asociaciones metafóricas aportan poesía y belleza al repertorio de eslóganes cubanos:

  • “De la semilla hasta el humo”, eslogan de la Ruta del Tabaco en Pinar Del Río.
  • Tropicana: “Un paraíso bajo las estrellas”

Otras soluciones utilizan un tono menos refinado pero igual de impactante, al crear la sorpresa a través de lo extravagante y lo pintoresco:

  • El Chanchullero: “Aquí jamás estuvo Hemingway”

Otros eslóganes cubanos posibilitan comunicar de manera más directa la definición de la empresa o el proyecto:

  • Etecsa: “En línea con el mundo”
  • Caracol: “Todas sus compras en Cuba”
  • Sonando en Cuba: “Música para ganar”
  • Cubadisco: “Música, imagen y sonido”

O resaltar una cualidad específica:

  • Thaba: “Fiel a su estilo”
  • CIMEX: “Lo mío primero”
  • Leche condensada NELA: “Especita, especita”
  • La Habana: “Real y maravillosa”

Numerosas marcas cubanas de antaño utilizaron la rima como un método eficaz para potenciar la musicalidad de sus lemas y aumentar los índices de recordabilidad:

  • Partagás: “El cigarro que gusta más”
  • Ron Matusalem: “Hoy alegre, mañana bien”
  • Ron Jiquí: “Si preguntan por mí, salí a tomar Ron Jiquí”
  • Jabón Rina: “Apriételo sin piedad, que Rina es duro, duro de verdad”
  • “Rina, dura muchísimo, porque Rina es duro, ¡durísimo!”
  • Jabón Candado: “Ropa más blanca y reluciente… Con Candado Amarillo solamente”
  • Leche condensada La Lechera: “Haga frío o calor, la leche condensada La Lechera es siempre la mejor!”

Hemos reservado la última sección de nuestra selección a los sobrenombres de músicos cubanos que en nuestra opinión podrían equipararse a eslóganes por el hecho de que sintetizan la posición o el talento del artista dentro de un género o habilidad determinada, y comunican una cualidad específica. En su mayoría transmiten una imagen bastante exclusiva:

  • Celia Cruz: “La guarachera de Cuba”
  • Rita Montaner: “La única”
  • Benny Moré: “El bárbaro del ritmo” o “El sonero mayor”
  • Dámaso Pérez Prado: “El Rey del Mambo”
  • Elena Burke: “La señora sentimiento”
  • Beatriz Márquez: “La musicalísima”
  • Omara Portuondo: “La diva del Buenavista Social Club” o “La novia del feeling”
  • Rosita Fornés: “La vedette de Cuba”
  • Adalberto Álvarez: “El caballero del son”
  • Isaac Delgado: “El chévere de la salsa”
  • Paulito FG: “El sofocador de la salsa”
  • Haila: “La diva del pueblo”
  • Gente de zona: “Lo mejor que suena ahora”

Palabras finales

A pesar de las particularidades de la comunicación comercial en Cuba, podemos decir que existen muy buenos eslóganes cubanos. Y es que un buen eslogan es el que se te mete en la cabeza. ¡Y sobre todo, el que se te queda en la cabeza! No tiene que ser necesariamente bello, poético… ni extremadamente creativo ni especialmente impactante. El eslogan perfecto es el que perdura a lo largo de los años, es el que se vuelve simplemente inolvidable.

Cuba. Calle Obispo.

Pin It on Pinterest

Share This