La diseñadora cubana Aliana Sánchez Garteiz comparte algunos consejos que les permitirán a los estudiantes del Instituto Superior de Diseño de La Habana (ISDi) emplear mejor el tiempo en la universidad y sacarle un mejor provecho a sus estudios y a sus profesores.


8 cosas que aprovechar del ISDI, porque bueno, no todo es criticar

Por Aliana Sánchez Garteiz

Hace unos meses publiqué un artículo, bastante enojada la verdad, sobre cómo UX todavía está verde en Cuba. Hace un año ya que no estoy allá así que me parece bastante hipócrita hablar de eso en este momento. Pero me quedó por dentro una crítica que obtuve con respecto al artículo en la que me comentaban que era muy fácil hablar pero más difícil hacer. Así que llevo este tiempo pensando qué puedo hacer para incentivar esta especialidad, teniendo en cuenta la deficiencia tecnológica de la isla.

Y qué quieren que les diga, pensé en un canal de Youtube o en clases online, pero luego recordé lo que cuestan los megas, también pensé en una página de Instagram, pero se me hace demasiado superficial como para lograr realmente transmitir conocimientos que deben ponerse en práctica. Y para qué les voy a mentir no se me ha ocurrido nada realmente. Pero bueno sí decidí al menos empezar con algo que me hubiera encantado leer cuando estuve en el ISDi.

Entonces más allá de darles consejos teóricos lo que quiero es aclararles algunos puntos que les permitirán aprovechar un ISDi arcaico y traerlo al mundo UX (ojo hablo de UX porque es mi especialidad, cada cual lo adapta a lo que prefiera).


1

La cantaleta de “el usuario es importante, hay que hacer estudio de usuario” es cierta. Me duele muchísimo haber pasado mis 5 años de universidad escuchando esa frase y que la ejecución en ese momento haya sido tan superficial. Es típico en el ISDi incluir párrafos en informes basándose por defecto en características relacionadas con género y edad, que muchas veces ni influyen realmente en el producto, y créanme, poner un párrafo explicando que “los adolescentes son rebeldes” no es un estudio de usuario. Y es cierto que al menos a mí nunca me explicaron por qué era importante ni cómo hacer un verdadero estudio de usuario. Así que exijan explicaciones sobre la importancia de una buena investigación de usuario, pero lo más importante: exijan que les enseñen cómo hacerla. (Si a alguien le interesa luego como aprender a hacer un estudio de usuario real y no el de los informes que me escriba, con gusto los ayudaré).


2

La metodología de investigación es MUY IMPORTANTE, y sí, estoy hablando en serio, evidentemente la metodología súper teórica que solo sirve para redactar tesis es básicamente inútil para nuestra profesión, pero la investigación en realidad es la base de un buen proyecto si quieres hacer productos realmente centrados en la personas. Por favor si quieren aprovechar esta asignatura presten mucha atención a cómo se aplican las técnicas de investigación, tales como encuestas, observación, entrevistas, focus group, etc. Estas técnicas no están obsoletas, son la base de éxito de la mayoría de las empresas, son las herramientas que tenemos para conocer lo que piensan nuestros usuarios, y si es cierto que muchas veces nosotros no las aplicamos directamente, sí tenemos que conocerlas. Hay muchos proyectos en que no tenemos esa data y la forma de obtenerla es tomando nosotros las riendas de la investigación.


3

Cuando les toque clase de ERGONOMIA vayan con todos los sentidos enfocados a aprender, es probablemente la asignatura más importante para los UX después de Diseño. Me costó mucho entenderlo porque la Ergonomía es difícil, todos los sabemos, pero ha sido tan genial descubrir después de estos años que aquel libro que me obligaron a leer: “Psicología de los objetos cotidianos” de Don Norman, es hoy uno de mis libros de cabecera y uno de los primeros que tenemos que leernos como uxers sí o sí. Y el culpable de eso en mi caso fue Lemay Cruz Pujol, toda la culpa es de él, háganle caso por favor. Así que bueno, en este caso, punto positivo para el ISDi. Lo que no es positivo es que muchos estudiantes no valoren esta asignatura y la vean como atravesada cuando es la que te enseña la base de la interacción de las personas con el mundo. Así que a todo el que quiera dedicarse a UX le aconsejo desde ahora que empiecen a entenderla.


4

El concepto está genial pero no es lo más importante, y bueno sé que voy a recibir un millón de críticas por esto, pero es la verdad, es cuanto menos dificilísimo implementar un concepto en una interfaz, y sobre todo cuando hablamos de productos ultrafuncionales, como ecomerces u otros negocios digitales que definitivamente no son galerías de arte. Es difícil superar años de escuchar : “¿y cuál es el concepto?” para luego chocar con los clientes y con los usuarios que lo que necesitan es que sea intuitivo, deseable y eficiente. Así que si quieren dedicarse a UX empiecen a aprender un poquito de usabilidad y mucho menos arte conceptual. (A no ser que sean como el genio David Pau que puede hacer las dos cosas, él sabe de lo que hablo).


5

Busquen un referente que los guíe, en mi caso fue Adriana Méndez Colina, sin duda la mejor profesora de Interfaz que ha tenido el ISDi. Les digo esto porque al principio no van a entender nada e incluso les va a pasar lo típico de isdiano, van a pensar que lo están haciendo genial, y pues, déjenme decirles que no es así, al principio todos hacemos basura, eso acéptenlo desde ahora porque sino no van a crecer, y está genial tener a alguien que te critique sin piedad y que además está dispuesto a entregarte algo tan preciado como su tiempo para enseñarte a hacerlo bien y a que lo entiendas.


6

Aprendan a escuchar, aprendan a escuchar, aprendan a escuchar… Y sí, así tres veces para que se les quede impregnado en el cerebro. Esto está muy relacionado con el tema de que por favor dejen de lado el estúpido ego que caracteriza a los que se creen dioses del diseño, pero bueno ese tema es de profunda discusión y no me quiero meter ahí en este momento. Así que lo único que diré en este punto es que deben aprender a escuchar, pero a escuchar bien, a entender el por qué detrás de una crítica, porque quizás la crítica de una persona sea la misma de otras 200 que no tienen cómo llegar a ti para decírtelo. Deben aprender a escuchar porque las críticas a un producto usualmente ayudan a mejorarlo, recuerden no los están criticando a ustedes, están criticando a la solución y ustedes lo que tienen en su mano es un problema, si esa solución no es la más eficiente en ese momento, entonces deben seguir mejorándolo, y si quizás no es la solución más idónea pues deben buscar otra, pero no se ofendan, escuchen, porque escuchar y entender a las personas hace que podamos ser mejores solucionadores de problemas.


7

Empiecen a formar comunidad. Y esto se lo puedo decir porque me sorprendió gratamente cuando llegué a Uruguay. En el mundo entero los diseñadores (y bueno otras profesiones también pero hablo por lo que conozco) tienen comunidades en donde comparten conocimientos y opiniones y no viven en una estúpida y constante competencia como la que tienen muchos diseñadores en Cuba, que parece que solo hay un pedazo de carne y se lo están disputando. En el mundo entero hay comunidades donde las personas se reúnen con cierta frecuencia, la mayoría gratis. Y en esos espacios comparten lo que saben, dan charlas, hacen talleres y un montón de iniciativas que permiten crear redes de contactos, aprender, conocer personas, enterarte de eventos, mantenerte actualizado e incluso encontrar oportunidades de colaboración. Y entonces me pregunto cómo en Cuba no existe este tipo de espacios e incito un poco a que comiencen a crearse, y precisamente estando en la universidad existe el espacio perfecto para eso, aprovechen el entusiasmo y los contactos del ISDi para algo. (Si a alguien le interesa este tema de las comunidades igual me puede preguntar).


8

Y por último, y no quiero sonar como mi madre pero bueno aquí va, aprovechen el tiempo de la universidad, es el mejor tiempo para experimentar, para fallar, para arriesgarse y para probar distintos caminos, aprovechen el tiempo en las clases para aprender y no para hacer scroll a Instagram o Facebook, porque déjenme decirles algo, de nada vale estar sentado ahí solo por un papel que dice que estuviste ahí tantos años, estar sentado ahí solo vale la pena si realmente aprovechas al máximo lo que te quieren enseñar y si realmente llegas implicarte tanto que comienzas a exigir que se actualicen y que te enseñen más, solo empieza a valer cuando te das cuenta de que lo que estás aprendiendo vale para luego desarrollarte y cuando le exiges a tus profesores que se preparen porque sientes que están atrás.


En fin sé que nadie escarmienta por cabeza ajena, pero al menos a mí me hubiese gustado saber estas cosas cuando empecé en el ISDi, dejen de perder el tiempo miserablemente pensando que es “cool” estudiar en el ISDi y aprovechen realmente sus puntos fuertes, que bueno también los tiene eh?

Por otra parte realmente quisiera ayudar a que el UX madure en Cuba, así que si alguien tiene alguna idea sobre cómo puedo colaborar para incentivar esta especialidad en la isla me puede contactar, o si por otra parte alguien está interesado en aprender que me contacte igual que lo ayudaré con mucho gusto.

Sin más hasta la próxima que se me ocurra!


Consulta el artículo original en Medium.com >>

Pin It on Pinterest

Share This