Luego de graduarse en 2005 en el Instituto Superior de Diseño de La Habana, y sin miedo de ir a “bailar en casa del trompo”, Massiel Mesa Fornaris fue a confrontar su potencial a Italia, el país de la moda, no sin llevarse consigo el sol del Caribe. La creación de su propio estudio de diseño, Atelier Torinohavana, en la ciudad de Torino, y varias colecciones de excelente factura cuenta Massiel Mesa Fornaris entre sus satisfacciones profesionales.

Massiel, ¿de dónde viene tu pasión por el mundo del diseño y la costura y cuándo supiste que querías ser diseñadora?

Mi pasión por la moda viene de mi madre. Ella es arquitecta, pero siempre soñó con ser diseñadora de moda. Yo soy su sueño. He heredado de ella la creatividad y el interés por las artes, en específico el vestuario. Ella frecuentaba cursos de costura a los cuales yo la acompañaba. Yo confeccionaba desde muy pequeña mis vestidos y los de mis muñecas con ayuda de costureras. Muchos de mis juguetes consistían en componer accesorios y crear objetos. Pasaba largo tiempo bordando, tejiendo o dibujando, por lo que puedo decir que mi vocación estaba ya bien definida: no había la menor duda que sería una diseñadora de moda.

Para ti, como diseñadora de vestuario, ¿qué rol juega la imagen personal en la vida cotidiana?

La imagen comunica, por lo tanto es importante. Aunque sé que no siempre todos pensamos así, decimos mucho con nuestro modo de vestir. Podemos expresar de diferentes maneras cuáles son nuestros intereses y nuestro estado de ánimo para cada circunstancia.

¿Cuáles han sido tus principales experiencias profesionales y qué te han aportado?

En Cuba, mi formación en el Instituto Superior de Diseño de La Habana (ISDI): las actividades prácticas en la industria textil, el trabajo en la preparación de colecciones y desfiles y la colaboración con fotógrafos y modelos. Una vez en Italia tuve la fortuna de trabajar como modelista y costurera para Prada, lo cual ha sido determinante en mi formación desde el punto de vista técnico.

Atelier Torinohavana. Massiel Mesa Fornaris.

¿Es difícil posicionarse como diseñadora de vestuario en Italia, el país de la moda?

Nada es difícil, basta tener la capacidad y la pasión por lo que haces. Italia, el país de la moda, es justamente el campo perfecto para medir tus aptitudes.

¿Qué te motivó a crear tu propio estudio?

La necesidad de expresarme y de afirmar mis sueños.

¿Por qué “Atelier Torinohavana”?

Torino-Havana es el nombre de un viaje, quizás la nostalgia, quizás tantos sueños. La gran ilusión de abrir en La Habana un atelier. Havana-Torino es el presente; donde vivo, donde creo, donde sueño. Es Torino una ciudad que adoro porque he crecido en ella y me siento parte.

¿A qué diseñadores admiras?

Yves Saint Laurent, Chanel, Alexander McQueen, Balenciaga, John Galliano entre tantos otros geniales.

¿En qué te inspiras cuando tienes que crear nuevos diseños?

En las experiencias de cada día, en las sensaciones que percibo al interactuar con todo: las personas, los lugares, las imágenes, las fotografías, los libros, al sentir la música, los olores… Captar el espíritu del momento con una mirada siempre al futuro es muy importante para crear una colección.

¿Sientes predilección por determinados materiales?

No tengo una predilección por un material en específico. Todos pueden ser interesantes. La elección de un material lo determina el diseño a realizar. O al contrario, la materia determina la forma.

¿Sueles vestir con tus propios diseños?

Sí, muy frecuentemente visto con mis creaciones… pero también con diseños de otros diseñadores, piezas realizadas por amigos o compradas en mercados, ferias, eventos o negocios cuando estoy de viaje de trabajo o vacaciones.

¿Cómo describirías el estilo de Atelier Torinohavana?

El estilo de Atelier Torinohavana es muy ecléctico, pero con una gran simplicidad y limpieza en las líneas. Algunas piezas son mucho más elaboradas, otras más sencillas y audaces. Pero siempre manteniendo la armonía entre todas las colecciones.

¿Qué les dirías a los jóvenes que comienzan en el mundo del diseño?

Que amen todo lo que hacen, que se esfuercen y que no dejen nunca de soñar. Que estén siempre al día en todo, que observen, y que sean siempre curiosos.

Para ti, ¿qué significa ser una diseñadora de modas cubana?

Nací en una pequeña isla en medio del Caribe, por tanto llevo el sol dentro… y mucha fuerza, energía y espíritu de combate.

La diseñadora cubana Massiel Mesa Fornaris.


Presencia digital de Atelier Torinohavana:


Pin It on Pinterest

Share This