Ella simplemente se proponía librarse del internado durante una semana, pero quedó atrapada en las redes del diseño. Hoy es la primera cubana en haber expuesto en la feria semestral neoyorquina NY Now -conocida por su extraordinaria selección de productos-, con su marca de accesorios Joy Color, atrayendo la atención de numerosos medios de prensa cubanos e internacionales.

Las elegantes piezas de Yamile Salomón Infante, graduada de diseño gráfico en el Instituto Superior de Diseño de La Habana, encarnan el diseño made in Cuba. Las singulariza un minimalismo con entonación tropical, donde líneas sobrias, concebidas para que resalten las cualidades del color y los rasgos de su portador, definen un muy bien sopesado equilibrio visual. En ellas se transparenta esa presencia colectiva que compartimos y que nos trasciende a nivel individual: a través de un sistema de símbolos y sentidos que han sido estilizados hasta su mínima expresión gráfica, se manifiesta el temperamento cubano.

Hoy tenemos el gusto de compartir con ustedes nuestro diálogo con Yamile Salomón Infante. En él la diseñadora cubana nos revela acontecimientos de su vida que configuran su producción artística y cuyo conocimiento nos permite mejor aprehender su obra.

Joy Color. Asimetría.

Joy Color. Asimetría.


Yamile, ¿cuándo y cómo supiste que querías ser diseñadora?

Llegué a las pruebas de diseño porque en el pre becado donde estudiaba nos daban la semana entera para asistir a estas pruebas, pero no tenía ni idea de qué se hacía en una escuela de diseño. Sólo cuando empecé a hacer las pruebas me di cuenta de que aquello me gustaba mucho y que definitivamente era lo que quería. Pasé las eliminatorias, pero al final no alcancé carrera. Y como ya sólo quería estudiar diseño, entré al IPDI (Instituto Politécnico de Diseño), que sesionaba en el mismo edificio, para mantenerme vinculada al diseño y con la posibilidad de aplicar nuevamente al ISDI, que fue lo que hice. 

Me gradué del ISDI en el 2009 y estuve trabajando entre tres y cuatro años en Infotur, que fue donde hice el servicio social, para después trabajar como freelance, que es lo que hago hasta hoy.

Basquiat Crown. Serie DRAW.

Basquiat Crown. Serie DRAW.


Serie DRAW.


Serie DRAW. Foto: Milton.

Serie DRAW. Foto: Milton.


Joy Color. Serie DRAW. Banana Art.

Joy Color. Serie DRAW. Un peso.


¿Qué te hizo inclinarte por el diseño de accesorios?

Este proyecto lo empecé a finales de diciembre del 2008, en las últimas dos semanas. De pronto me vi con todos los trabajos terminados y con esas semanas libres de diseño por entregar. Fueron varios factores los que me llevaron a esto. Lo empecé como un hobby, pues tenía necesidad de crear cosas. Siempre he sido de usar aretes, collares, pulsos, anillos, “gangarrias”, como les decimos, y muchas las “rediseñaba” cuando se me rompían. Tenía en casa gavetas llenas de cuentas, hilos, metales, y cuantas cosas uno puede guardar. Creo que es un mal de diseñadores. Por otro lado, en ese momento había estado desarrollando proyectos bastante monótonos, y esto fue mi válvula de escape. Así lo empecé: tengo dos semanas libres, voy a crear.

Yo venía desde hacía unos años relacionada no sólo con el diseño, sino con la producción, los materiales, los montajes, casi todo el proceso, por lo que el acrílico, que es el material principal que uso, era algo conocido para mí y fue lo que empecé a usar; lo tenía a la mano.

Entonces uniendo todos esos factores empecé hacer “mis cositas”. Después de experimentar mucho con las formas y pasar por la etapa básica de desecho, salió el Melón, que es muy básico también, pero con un sentido, y fue el diseño que marcó el camino. Yo misma asumo todo el proceso, el diseño y la confección, que es una etapa que me encanta. Incluso el diseño de la marca y todo lo relacionado con la parte gráfica también lo hago yo.

Logo Joy Color. Yamile Salomón Infante.

La mesa Melón en la boutique Malecón 663.


Joy Color. Limón.

Joy Color. Limón. Foto: My Reguera.


Banana Art.

Joy Color. Banana Art.


Joy Color. Cuello egipcio.

Joy Color. Cuello egipcio. Foto: Enrique González Santabella.


Joy Color. Cuello egipcio.

Joy Color. Cuello egipcio.


Joy Color. Joy Pride.

Joy Color. Joy Pride.


Jpy Color. Joy Pride.

Joy Color. Joy Pride.


¿Cómo definirías el estilo de Joy Color?

Te voy hablar de un concepto arquitectónico que traspolo a mi trabajo: el minimalismo tropical. Creo que en esas dos palabras defino lo que hago visualmente, y ser diseñadora gráfica también influye muchísimo: la limpieza, la síntesis, la combinación de colores, el impacto visual de una pieza… es como hacer un logo, o un cartel, sólo que para adornar el cuerpo. Es la única diferencia que le veo.

Alegría y color, dos conceptos contenidos en el nombre de tu marca. ¿Qué papel juegan estos dos elementos en tus piezas?¿Tu personalidad y tu historia de vida tienen algo que ver en este enfoque? 

El nombre vino después de tener concebido que el colorido de las piezas era fundamental, por lo que la palabra Color, sí o sí debía estar en el nombre, y encontrar la otra palabra no fue fácil, sabes cómo es el proceso de encontrar un nombre y la importancia que tiene. En esa época yo era monotemática: a todo el mundo le preguntaba y le sacaba una idea. 

Finalmente llegué a Joy por la palabra joya y su etimología, que te la paso tal cual la leí: “Joya viene del antiguo francés joie, aparecida primero con las formas joel, joi, que significaba alegría, gozo y por extensión alhaja, del latín iocus (broma, falta de serio, con la idea de juego). En el francés actual, joya se dice joyau, la alegría es la joie y joyeux significa alegre, gozoso, feliz. En resumidas cuentas, una joya es lo que puede dar alegría… ¿no?”

Y así quedó Joy Color, corto, recordable y ajustado a lo que estaba haciendo.


¿Qué materiales predominan en tus creaciones? ¿Dónde los obtienes?

Arriba te hablé de por qué el acrílico, ahora te digo que trabajo con recorterías. Sabes que en Cuba uno no obtiene materiales tan fácilmente ni tan económicos, entonces empecé con los pedazos de desechos que ya no se usarían para nada, al final mis piezas eran todas pequeñas y podían caber en cualquier lugar. Así transformo lo que era para botar y lo que pueda conseguir: no hay azul, lo que hay es rojo; no hay rojo, lo que hay es rosado; ya no hay rosado, ahora hay amarillo… es un reto creativo. De hecho mi pieza más vendida, Atardecer en el Malecón, surgió de esta escasez, sólo tenía azul y rosado para trabajar.

Joy Color. Materiales.
Atardecer en el Malecón.

Atardecer en el Malecón. Foto: My Reguera.


¿Cuáles o quiénes son tus referentes, lo que te inspira, lo que te influye? 

La inspiración siempre son las cosas que me rodean. Los cubanos somos alegres per se, coloridos, destacamos, somos cálidos y eso es algo que defiendo y que me inspira. Lo otro es un gusto personal; no hago nada que no me pondría yo, de hecho todas las piezas que hago me las pruebo, y si no me gusta lo que veo, lo desecho. Tengo unos cuantos diseños que no me han gustado cuando me los he probado. Es una filosofía que tengo, quizás porque cuando creas algo con las manos quieres que esté en manos similares a las tuyas… no sé, es algo romántico que me creo.  Y es otro camino para llegar a las personas que vibran como lo haces tú: hay personas que tras comprar una pieza se han vuelto mis amigos. Nos mantenemos en contacto, nos escribimos, hablamos, me envían fotos de cuando usan mi pieza, que ahora es suya, pero de alguna manera sigue siendo mía.

“Lo que hacemos en la Isla está al nivel de lo que se hace en el resto del mundo, sólo que muchas veces no tenemos la oportunidad de mostrarnos”

Hace poco te convertiste en la primera cubana en exponer en la feria NY Now. ¿Cómo se te presentó esa oportunidad?¿Qué representó este acontecimiento para ti?

Empecé a mirar esta feria como una estrategia de venta y posicionamiento: si Mahoma no va a la montaña, ya sabes… Envié todo lo que me pidieron para la feria. Lo pidieron de una manera bien profesional, sobre todo si es la primera vez que vas a participar. Traté de hacerlo lo mejor posible porque debía pasar por varios comités que eran independientes uno de otros. Contemplaban cosas como trayectoria, eventos, ventas, look-book, catálogos, diseño del stand y claro, el diseño y el producto en sí.

¿Qué haría falta para que el diseño hecho en Cuba siga consolidándose como movimiento o generación?

Participar primero te hace ver que lo que hacemos en la Isla está al nivel de lo que se hace en el resto del mundo, sólo que muchas veces no tenemos la oportunidad de mostrarnos, y como dicen por ahí, lo que no se ve no se vende, no existe, y eso está pasando con los creadores de la Isla. Porque talento hay de sobra, pero sólo nos mostramos en el patio, entre nosotros mismos, o dependemos de quien visita la isla, y así no se puede extender el diseño cubano, sobre todo en estos tiempos. Hay que salirse de la caja, tomar iniciativa, dejar de estar inmóvil. Creo que el diseño cubano, o los diseñadores cubanos, necesitamos un pensamiento estratégico para mostrarnos, vendernos, reconocernos, porque el talento existe. Hay un montón de creadores, y no digo diseñadores sino creadores, haciendo cosas maravillosas que ni si quiera dentro de Cuba se conocen mucho. 

Joy Color. Yamile Salomón Infante.
Joy Color. Pasarela NY Now.

Joy Color. Pasarela NY Now.


Te puede interesar:

El reportaje de Noticias Telemundo: Yamilé Salomón, creadora de Joy Color, es la primera cubana en exponer sus creaciones en la feria de arte de NY


Joy Color. Yamile Salomón Infante.

Foto: Milton.


Foto: Enrique González Santabella.


Foto: Enrique González Santabella.


¿Dónde se pueden adquirir tus piezas?

Mis piezas están en Malecón 663, Capicúa Fashion, FAC, Alma Cuba Shop y Cositass Tienda. A partir de finales de marzo debo estar en estas tiendas, fuera de la Isla: Frangipani, The Artisan Gallery, Rocking Rudy’s.

¿En qué proyectos trabajas actualmente o cuáles son tus proyectos para el futuro próximo?

Estoy implementando pedidos online a pasito de tortuga. Tiene que ser el futuro para los creadores en Cuba, porque ya es el presente para el resto del mundo. Ese es el gran reto y el camino a conquistar.

¿Qué significa para ti ser diseñadora cubana?

Ser diseñadora y cubana te convierte en un todoterreno 4×4, así lo veo yo. Es la mejor analogía que se me ocurre, con eso te lo digo todo y lo comprobé en esta feria. Siempre lo ideal es tener un equipo, pero… somos cubanos y autosuficientes en el mejor sentido de la palabra, y esto lo digo no para creernos más de lo que somos, sino para creernos justo lo que somos.

Joy Color. Yamile Salomón Infante.

Presencia digital de Yamile Salomón Infante (Joy Color):

Pin It on Pinterest

Share This